¿Tienes mascotas y les das alimento comercial? Entonces anda a buscar el saco de comida y prepárate para comprender de una buena vez, qué le estás dando de comer a tus regalones.

Aclaremos en primer lugar algunos conceptos básicos de la nutrición animal:

  1. Los perros son carnívoros NO estrictos, por lo tanto pueden comer otras cosas distintas a la carne (su sistema digestivo es capaz de digerir verduras, frutas e incluso cereales), sin embargo, lo mejor para su óptima nutrición es que la fuente de proteína sea de origen animal, ya que esta es la proteína naturalmente compatible con su tubo digestivo y sus requerimientos de aminoácidos.
  2. Los gatos son carnívoros estrictos, aún así ellos también pueden ingerir y digerir otras fuentes de nutrientes, pero eso sí, requieren más proteína que los perros y toleran mucho menos altas concentraciones de carbohidratos simples.

En lo que respecta a los alimentos comerciales:

  1. En términos simples, un  alimento completo y balanceado es capaz de ser la única fuente de alimentación sin provocarle malnutrición a una mascota.
  2. El análisis garantizado de un alimento, corresponde a la composición química declarada por el fabricante, y te ayuda a conocer los porcentajes de macronutrientes (carbohidratos, grasas y proteínas) y micronutrientes (vitaminas y minerales) de la dieta.
    1. Los fabricantes de alimentos en todo el mundo deben seguir normas más o menos comunes a todos para informar sobre la fórmula de cada tipo de alimento. Por ejemplo, en la lista de ingredientes, estos se ordenan de mayor a menor cantidad, por lo tanto, los primeros 5 ingredientes son aquellos que se encuentran en mayor proporción en la fórmula.                                                                                                                           
    2. Usualmente, gran parte de la información que aparece en el frente del saco de alimento, tiene como objetivo diferenciarse de la competencia y capturar tu atención, pero no es necesariamente útil para tomar tu decisión de compra.
  3. Esa fue la parte simple. Ahora, toma el envoltorio del alimento de tu mascota y fíjate en su etiqueta de ingredientes:
    1. En la lista de los ingredientes lo ideal es que aparezcan primero (es decir en mayor proporción), al menos 3 ingredientes de origen animal (si son 5 aún mejor).
    2. Las harinas de carne animal (pollo, vacuno, salmón, etc) son los mejores ingredientes usados como fuente de proteína, ya que al ser un ingrediente seco, su concentración nutricional es altísima.
    3. La carne fresca es un buen ingrediente, pero al quitarle el agua se reduce mucho su proporción real en la fórmula. En castellano, si estuviese seca, probablemente no estaría en los primeros ingredientes.
    4. Los subproductos aparecen al faenar y procesar los residuos de la elaboración de otros ingredientes y, por lo tanto, su valor nutricional y digestibilidad suele ser menor. Intenta evitarlos. Además no son aptos para consumo humano.
    5. Los granos como maíz, trigo, sorgo, soya, y todos sus derivados, si bien son nutritivos, es preferible que no se encuentren en gran proporción. En algunos casos, pueden provocar alergias alimentarias.
    6. Los carbohidratos (en castellano, la energía rápidamente disponible) es preferible que sean integrales y/o complejos, para evitar alzas bruscas de la glicemia (azúcar en la sangre). Busca palabras como tapioca, yucca, cebada, avena. Idealmente la remolacha debe estar muy atrás en los ingredientes o ausente.
    7. Como fuentes de grasa puedes encontrar grasa de pollo, linaza y otros.
    8. Usualmente se adicionan suplementos que garantizan la concentración apropiada de vitaminas y minerales para el animal en específico.

    Ahora que ya has logrado traducir el etiquetado del alimento de tu mascota, debes decidir cuáles son tus prioridades a la hora de elegir, ya que dentro de los alimentos de buena y excelente calidad hay algunas variedades. ¡Tu trabajo ahora es analizar y reevaluar qué alimento le quieres dar a los más peludos de la casa!

 

 

 

POR: BÁRBARA READI M.V, para www.petmagazine.cl