El humo de cigarro afecta a nuestras mascotas tanto como a los humanos

Un estudio reciente de Tufts University School of Veterinary Medicine revela la relación del humo de cigarro y el cáncer en mascotas. (Esto quiere decir que nuestras mascotas son fumadores pasivos). De acuerdo al estudio, la exposición al humo de cigarro puede causar cáncer nasal y pulmonar endog-smoke perros, linfoma maligno en gatos, alergias y problemas respiratorios en ambas mascotas.

Los gatos son particularmente susceptibles al humo de tabaco. El estudio reveló que la exposición continua al humo duplica el riesgo de cáncer, y que vivir con un fumador por más de 5 años cuadriplica ese riesgo. El linfoma es una de las principales causas de muerte en gatos.

Si tú tienes una mascota –y en particular si eres fumador- te sugerimos que estés atento a los primeros síntomas de alguna enfermedad, especialmente cáncer. Algunos síntomas son tos, problemas para comer o respirar, babeo, pérdida de peso, vómitos, secreción nasal, sangrado y estornudos.

Lo ideal es que si nuestras mascotas están dentro de la casa, tengamos ésta como área libre de cigarro.