Los conejos, las chinchillas y los cobayos son mascotas que se han vuelto muy populares en los últimos años y que cada vez llegan más a la clínica veterinaria. Siendo el sobrecrecimiento dental, uno de los principales problemas por el que consultan los dueños.

Para entender por qué se causa este problema, es necesario saber los dientes de los conejos, chinchillas y cobayos crecen de forma continua durante toda su vida, aproximadamente 1 centímetro al mes, por lo que requieren de un desgaste permanente, el cual logran con una buena alimentación, basada en el heno de diferentes pastos.

Durante el examen clínico, el médico veterinario evaluará la alineación y largo de los dientes y que la boca cierre de forma correcta. Los incisivos se pueden observar a simple vista y los molares, a través de un otoscopio. En tanto las raíces, sólo pueden ser evaluadas con radiografía.

 

Causas

Trauma: Fractura de incisivos, premolares, molares y mandíbula.

Genético: Deformidad de la mandíbula y mal posicionamiento de los dientes desde nacimiento.

Dieta inadecuada: Alimentación rica en pellets, verduras y frutas, muy poco heno.

 

Síntomas

– Pérdida paulatina de peso

– Disminución gradual del apetito

– Cambios en el comportamiento

– Rechinar de dientes por dolor

– Aumento de la salivación

– Alteración del tamaño, la frecuencia y la consistencia de las heces

– Secreción en ojos y nariz

– Dientes muy largos, visibles desde afuera de la cavidad oral

– Heridas en lengua y mejillas por molares sobrecrecidos

 

Tratamiento

Este dependerá de la severidad del problema. Si se detecta a tiempo y el sobrecrecimiento es leve, podría bastar sólo con cambios en la dieta, balanceándola de forma adecuada y favoreciendo el consumo de heno.

Si no es posible mejorarlo sólo con cambios en la alimentación, se deberá recurrir al corte y limado de los dientes, llegando en los casos más complicados a tener que hacer esto de forma mensual o a extraer de forma definitiva los dientes afectados.

 

Complicaciones

En algunos casos, el sobrecrecimiento dental causa otras patologías de forma secundaria, debido a que no se ha tratado a tiempo el problema, tales como:

– Problemas en los ojos, debido a que los molares superiores sobrecrecidos empujan el ojo hacia afuera

– Irritación de la piel y pérdida de pelo en mejillas, papada y cuello, debido al aumento en la salivación

– Acúmulos de pus en la raíz de los dientes

– Daño en los huesos de la mandíbula y la maxila, debido a los abscesos

– Problemas del tracto digestivo, debido a la disminución de la ingesta de alimentos

 

Prevención

Una dieta basada en el consumo de heno, siempre será un fuerte aliado en prevenir esta patología, ya que el pasto seco le permite a conejos, chinchillas y cobayos desgastar de forma natural sus dientes y sus muelas.

También el dueño debe revisar la boca de su mascota periodicamente y frente a cualquier sospecha, consultar con un médico veterinario, siendo fundamental que sea especialista en mascotas exóticas.

Recuerda que tu mascota no puede decir que se siente mal y que necesita ayuda extra, por lo que depende completamente de ti estar atento de él y llevarlo a sus controles médicos cada 6 meses o mínimo una vez al año.